El Universal, Venezuela, 31.10.2015

TSJ rechaza entregarle a Alemania a presunto terrorista, pero no lo libera

La Sala de Casación Penal rechazó la petición de extradición formulada por las autoridades de Berlín, por considerar que varios de los delitos que le achacaban al requerido habían prescrito, entre otras razones.

Caracas.- Bernhard Heidbreder, el presunto terrorista alemán detenido a mediados de 2014 en Mérida, no será entregado a las autoridades germanas para responder por su supuesta participación en un atentado contra una instalación militar de su país en 1994, pues el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) rechazó la petición de extradición formulada por Alemania.

La decisión la adoptó la Sala de Casación Penal, en su sentencia número 665, en la cual concluyó que en este caso “no se cumple con el requisito de la doble incriminación con respecto al delito de constitución de organizaciones terroristas, ya que los hechos ocurrieron en el año 1995 y para esa fecha la legislación venezolana no contemplaba el delito de terrorismo”.

Otro argumento dado por la instancia para desechar la petición de las autoridades del país europeo es que los delitos de incendio y conspiración para provocar una explosión por los que también era señalado “se encuentran evidentemente prescritos”, se lee en el dictamen redactado por la magistrada Elsa Gómez.

Durante el proceso el Ministerio Público coincidió con la defensa del solicitado y se opuso a su entrega, por considerar que los delitos por los cuales las autoridades germanas querían sentarlo en el banquillo de los acusados habían prescrito.

Pese a este veredicto, el máximo juzgado rechazó excarcelar a Heidbreder, quien permanece recluido en los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y le ordenó al Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) que determine “la condición y situación del referido ciudadano” en el país.

Al momento de su aprehensión el alemán tenía un documento colombiano que lo identificaba como Jhon Jairo Londoño, nacido en Granada (Cundinamarca) y gracias a esos papeles en 2012 se naturalizó venezolano.

En enero, durante la audiencia de este proceso en el TSJ, los defensores de Heidbreder pidieron que le fuera concedido el asilo, solicitud que no fue respondida.

El dictamen del máximo juzgado le asegura al presunto terrorista que no será entregado a las autoridades de su país, aún cuando se determine que obtuvo la nacionalidad venezolana de manera fraudulenta. En caso de que esto último ocurra Heidbreder podría ser expulsado a un tercer país.

http://www.eluniversal.com